El Coliseo, Roma, Italia

El Coliseo

55º 53pts 13pts

Algunos hitos en el mundo necesitan muy poca o ninguna introducción, y el Coliseo de Roma es, ciertamente, uno de ellos.

El Coliseo La ciudad está repleta de monumentos romanos, pero por sus propociones y su belleza digna de admiración nada se compara con el Coliseo, que se ha convertido en un símbolo tanto de la propia ciudad como de las glories (aunque fueran infames) del mundo antiguo.

La principal atracción para los romanos era el combate entre gladiadores. Afamados y muy retratados en la cultura popular —véase la película Gladiador (2000), por ejemplo—, los gladiadores eran entrenados en diferentes formas de combate y forzados a pelear, cubiertos por una pesada armadura, contra un oponente que estaba menos protegido y más capacitado… el ganador de este combate, si se paraba sobre un oponente prostrado, forzaba el voto público de la multitud; un desempeño valiente de su parte le salvaría la vida.

Conforme el cristianismo empezó a arraigarse en el imperio, el ansia de sangre de los eventos realizados en el Coliseo —el piso de madera se cubría de arena para absorber la sangre— y esta forma de combate comenzaron a perder popularidad en forma estable y finalmente se abolieron en 404 d. C.

El Coliseo luchó durante 120 años realizando juegos con animales, cayendo en desuso y falta de mantenimiento después. Sin embargo, es un tributo a su estructura y su solidez que el Coliseo persista, aunque golpeado por años de contaminación, descuido y con una línea del metro que opera debajo de sus entrañas.

Construido para albergar 70,000 espectadores, el Coliseo es un modelo de estadio y no difiere demasiado de estadios encontrados en el mundo deportivo hoy día. Es el sitio de interés más icónico de Roma y un imán para turistas en la ciudad.

55º 53pts 13pts

Vote positivo si le gusta esta atracción y desea recomendarla a otros. Vote negativo si no le gusta esta atracción.